Quicktext hotel chatbot

LA HISTORIA DE BARCELONA QUE NO SE PUEDE CONTAR

FORGET ME NOT

Barcelona gastronómica

No hay mejor manera de definir y conocer una cultura que a través de su gastronomía. Olores, historias, religiones, colores, familias y genialidades que quedan registradas en forma de recetas que pasan de mano en mano y de boca en boca hasta nuestros días, hasta nuestra mesa y sin usar una sola palabra. Tal vez no sea consciente pero puede que al sentarse a disfrutar de una comida en Barcelona, pueda estar a punto de tener una clase de historia con sabor a vida. La verdadera historia de la cocina de Barcelona no se puede contar, se debe probar.

Para nadie es un secreto que cuando se habla de Gastronomía, Barcelona brilla entre los lugares con más protagonismo. Esto se debe no sólo a una larga tradición de influencias externas, como la asimilación recetas griegas que aún hoy se encuentran con fidelidad en las calles barcelonesas, como las salsas de diferentes pescados, sino al desarrollo y aporte a la gastronomía mundial como la decostrucción en la cocina con autores como Ferrán y Albert Adrià, Carles Gaig, Joan Roca, entre otros, quienes replantearon para el mundo la manera de relacionarnos con la comida y nuestra experiencia.

Barcelona ha escrito su historia en recetas que puede encontrar en cualquier calle de esta antigua y moderna ciudad. Echemos una mirada rápida a los algunos platos españoles que tenemos como referentes internacionales.

El origen de las tapas, por ejemplo, se debe a un periodo de fuerte escasez de alimentos durante la Guerra Civil Española, donde sólo quedaban algunos pequeños bocados para ponerle algo al estómago. Así, en determinadas horas del día. Las personas se reunían en algún sitio a compartir lo que cada uno había podido conseguir. Hoy en día, es una suerte de banquete que se suele pedir entre los amigos.

La paella es el resultado de diversas influencias que empieza con la cocina de Al-Ándalus, cuando en el siglo VIII los árabes trajeron el arroz a estas tierras. Y luego las olivas, que se incorporaron profundamente a la tradición hasta el día de hoy, así como los escabeches.

img7
img10

Garbanzos (hoy a la madrileña), manzanas (asadas), peras (al vino), setas (a la plancha) o nueces, ingredientes típicos de la cocina romana. Hoy no puede faltar en la cocina española.

Tomate, patatas, chocolate, ají, pimientos… que vinieron de América, hoy conforman el menú típico español como las patatas bravas, escalibada, pan tomate (entre miles de usos de la cocina española), salsa romesco, churros con chocolate.

Cuando pase por Barcelona, no olvide prestarle atención al menú, y disfrutar del sabor de una cultura internacional, en un idioma que se habla sin palabras. En Forget Me Not podemos guiarlo, reservarle o recomendarle una comida o una ruta gastronómica en restaurantes de auténtica comida catalana para todos los gustos y niveles.

Georgios Karakitsios
plokamistr@gmail.com
No Comments

Post A Comment